JORNADA LABORAL. DESFIGURACIÓN MEDIANTE PROYECTOS DE AÑOS 2014 Y 2019.


En Chile, proyectos oficiales planteados en 2014 y 2019, dirigidos a modificar la legalidad laboral de resguardo a la racional jornada de trabajo, envuelven privar de fuerza real a garantías de descanso diario, dominical y semanal. 
Retrotrayendo a otras épocas, asientan como habitual lo que sólo debe permitirse extraordinariamente, constatándose propósitos favorables al lucro empresarial y utilización de técnicas similares: desvirtúan efectividad de garantías mediante excepciones legiferantes e injertando posibilidad de pactos pese a no existir igualdad de hecho que sustente su eventual equidad; aumentan -directa o indirectamente- facultad del órgano administrativo intérprete y fiscalizador (Dirección del Trabajo) para permitir regímenes excepcionales de jornada aun más irracionales que los hoy verificados; transforman al sindicato en acomodador de la gestión empresarial, traspasándole decisiones para lucro ajeno e incrustándole conflictos internos mayores. 
En definitiva, acentúan desajustes lógicos y valorativos en el ordenamiento y en el sistema jurídico, vulnerando el debido amparo de bienes esenciales -tales como vida y salud- cuya índole y jerarquía trascienden el ámbito laboral.