EL ADVERSARIO ES LA IMPERANTE POLÍTICA ECONÓMICA


El adversario es la política económico-laboral neoconservadora y sus defensores (el gran empresariado y sus brazos políticos); aunque cambien caras, si tal política continúa, no se avanza.

Causa esencial del drama chileno es la política económica favorecedora de poderosos y grandes propietarios, en desmedro del sector trabajador, implantada por la dictadura 1973-1990, y profundizada por los dos grupos que se han alternado los posteriores gobiernos; décadas en que acentuaron trato desigual, concretado especialmente en las áreas laboral, previsional, sanitaria, educacional, tributaria, penal y procesal.
Erosionaron derechos laborales básicos, entregando, al regular la relación laboral generada en los contratos individuales, más poder a la parte empresarial, lo mismo en la reglamentación de la negociación colectiva, creando la imagen de equidad cuando, en verdad, su tendencia ha sido privilegiar más aun a la contraparte patronal.
Y en ésto ha operado este gobierno y los anteriores.

¿Quién trabajaría para otros pudiendo solventar sus necesidades sin hacerlo?
Muy pocos; tal vez nadie. En el imperante régimen, se impone como necesidad -independiente de nuestra voluntad- el que estemos compelidos a vender la propia fuerza de trabajo a otros, laborando mediante lo que se conoce como “por cuenta ajena”. Ya en su base late un desajuste mayor: la necesidad. Y ello significa que:

1. ENCUBRE LA APROPIACIÓN DEL FRUTO DEL TRABAJO AJENO.
Que una parte del trabajo producido -trabajo propio- es apropiado por la contraparte empresarial (plusvalía, plusvalor), elemento de explotación económica, aprovechamiento y abuso.

2. IMPONE DOMINIO PERSONAL DE UNOS SOBRE OTROS.
La propia ley laboral define al contrato individual asignándole como elemento básico el laborar “bajo dependencia y subordinación” (artículo 7 del Código del trabajo).
Régimen que hace imposible el respeto de la persona humana como fin en sí misma, sujeto de fines propios, al tratarle como medio o utensilio para satisfacer pretensiones de poderes empresariales o políticas económicas, dependiente o subordinado de voluntades ajenas.

3. Y GENERA NO TENER VIDA PROPIA.
Régimen económico-social, de labor por cuenta ajena, que funciona en base a la explotación, aprovechamiento y abuso, que causa merma vital,el hacernos ajenos a nosotros mismos ya nuestro entorno íntimo.
Y con alta dosis de hipocresía: quienes lucran de él presentan o aparentan sus propios intereses como si fueran intereses colectivos o generales, de todos.

Vicios propios de este nexo que vulneran la dignidad personal, tratando a la parte trabajadora como utensilio de otros.

Precarización traducida en acentuar la apropiación del plusvalor del trabajo no retribuido al trabajador, en profundizar subordinación personal (con todo lo en ello implicado), y en agravar condiciones enajenantes (para los clásicos, distanciamiento entre conciencia y realidad que obstaculiza autorrealización; para nosotros, en términos más simples, no poseer vida propia).

Ninguna política económica podría tratarla –en su faceta de trabajador/a- como dependiente o subordinada de otros, ni como medio o herramienta para alcanzar objetivos extraños, o favorables a su contraparte patronal.


PROYECTO DE GOBIERNO 2019: FINIQUITOS. AÑADE VÍA PARA ENTENDERLE RATIFICADO.



FINIQUITOS
Proyecto gubernamental 2019
Añade procedimiento para considerarle ratificado

ACRECIENTA PODER EMPRESARIAL PARA MANEJAR O MANIPULAR PROCESO EN PERJUICIO DE LA PARTE TRABAJADORA.
Mensaje presidencial 139-367, que dice “adecuar el Código del Trabajo en materia de documentos laborales electrónicos” (31 de julio de 2019), presentado el pasado 5 de agosto ante la Cámara de Diputados.
Altera procedimiento para finiquitar contratos de trabajo agregando otro camino, que facilita el control patronal de tal instancia o trámite (modifica art. 177 del Código Laboral).
En síntesis, “Se considerará como ratificado ante el inspector del trabajo el finiquito que sea otorgado por el empleador en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo, cumpliendo la normativa legal correspondiente y firmado electrónicamente por el trabajador en el mismo sitio. Este finiquito deberá dar cuenta, a lo menos, de la causal de terminación invocada, los pagos a que hubiere dado lugar y las sumas que hubieren quedado pendientes, si las hubiere. Igual consideración tendrá la renuncia y el mutuo acuerdo firmados electrónicamente por el trabajador en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo.”. (propuesto nuevo inciso 3° del artículo 177).
Con ello, suministra a la contraparte empresarial otro camino al ya existente (que exige presencia de ministro de fe, con intervención del Inspector del Trabajo), cómodo para el empresariado, concediéndole poder para aumentar su control respecto de dicho esencial trámite. Sobre ello, debe tenerse presente:

1. EN DICHA CIRCUNSTANCIA LA CONTRAPARTE PATRONAL MANEJA LA SITUACIÓN.
En los hechos, en ese concreto instante y ambiente que condiciona tal acto, quien lleva la batuta o maneja la situación es la contraparte patronal, contraparte que, mediante ella misma y/o sus asesores, manipulan tal circunstancia, conociendo la “tramitación electrónica” y sus efectos. Conscientes de que la parte trabajadora necesita imperiosamente el dinero adeudado que ellos tienen en sus manos.
Quien no reconozca importancia a estos factores es que jamás ha vivido tal evento.

2. EN TAL CONTEXTO O PERÍODO LA PARTE TRABAJADORA ESTÁ APREMIADA.
Aunque esta nueva vía sea facultativa, oculta que patrón y trabajador no se sitúan en pie de igualdad.
Que, al momento y contexto del acto de finiquito, y estando la contraparte patronal reteniendo el dinero adeudado, la parte trabajadora está urgida o apremiada por recibir algo de dinero (dependiendo de ello que la patronal ponga su firma), y es más susceptible de inhibición para leer y estudiar bien el documento, más cuando ahora se le expondrá en una pantalla de celular o de computador. Con ello, es más probable se reprima, autocensure o coarte, absteniéndose o evitando cuestionar u oponerse a condiciones desajustadas planteadas por la empresa.

3. CONDICIONA LIBERTAD Y AUTONOMÍA DECISORIA. AGRAVA DESIGUALDAD REAL.
El poder que ahora se intenta entregar a las patronales, en la concreta circunstancia de desajuste entre las partes que se vive al momento de finiquitarse -allí y en ese instante- reduce la real libertad de la parte trabajadora para conocer, evaluar e impugnar cláusulas impropias.
En dicho contexto, en el cual se adoptan decisiones esenciales que repercuten en derechos, tal Proyecto refuerza un ambiente o clima que, lejos de favorecer la manifestación de la real voluntad de la trabajadora, le obstaculiza o coarta, profundizando desigualdad entre las partes.
Y le regala varios días más a la contraparte empresarial para dilatar el pago de lo adeudado, ya que, si la parte trabajadora rechaza este camino o modo de finiquito, se dilata el plazo para poner a disposición del trabajador el finiquito en papel o presencialmente.

4. NO EXIGE PRESENCIA DE MINISTRO DE FE.
Añádase que no habrá ministro de fe, corporal, en persona, cuya presencia física y su poder directo confiera algo de confianza y libertad al trabajador para examinar lo propuesto patronalmente y revelar o exteriorizar su verdadero querer.
Reiteramos que, como norma central, este Proyecto plantea que Se considerará como ratificado ante el inspector del trabajo el finiquito que sea otorgado por el empleador en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo, cumpliendo la normativa legal correspondiente y firmado electrónicamente por el trabajador en el mismo sitio. Este finiquito deberá dar cuenta, a lo menos, de la causal de terminación invocada, los pagos a que hubiere dado lugar y las sumas que hubieren quedado pendientes, si las hubiere. Igual consideración tendrá la renuncia y el mutuo acuerdo firmados electrónicamente por el trabajador en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo.”.
Se agrega que “El Director del Trabajo, mediante resolución, establecerá el procedimiento aplicable para el adecuado funcionamiento de la ratificación del finiquito, renuncia y mutuo acuerdo en el portal electrónico de la Dirección del Trabajo, procedimiento que deberá exigir al empleador el pago y cumplimiento oportuno e íntegro de las obligaciones que de éstos emanen. Para estos efectos, la recepción, recaudación y, en su caso, el resguardo, de los pagos correspondientes hasta hacer entrega de los mismos al respectivo trabajador, corresponderá al Servicio de Tesorerías, o a otras entidades que se dediquen a estas actividades de acuerdo a la normativa vigente. Asimismo, dicho Servicio o entidades deberán habilitar los medios electrónicos que sean necesarios para asegurar la correcta ejecución de la transacción, sin que ello irrogue un costo para el trabajador.
La suscripción del finiquito de la forma establecida en el inciso tercero será siempre facultativa para el trabajador y en caso que éste rechace el finiquito electrónico otorgado por el empleador, éste último se encontrará obligado a poner a disposición del trabajador el respectivo finiquito de manera presencial, dentro del plazo establecido en el inciso primero o si hubiese expirado dicho plazo estando pendiente la suscripción electrónica del trabajador, en el plazo máximo de tres días hábiles contados desde el rechazo del trabajador.”. (Proyecto, nuevos incs. 3°, 4° y 5° del art. 177 del Código Laboral).



PROYECTO OFICIAL 2019: SINDICALIZACIÓN, NEGOCIACIÓN COLECTIVA, HUELGA Y OTRAS MATERIAS.


PROYECTO GUBERNAMENTAL DE 31 DE JULIO DE 2019.
SINDICALIZACIÓN. NEGOCIACIÓN COLECTIVA. HUELGA. 
INCREMENTA OBSTÁCULOS EXISTENTES Y AÑADE OTROS. 
 
Mensaje presidencial 140-367 (31 de julio de 2019), presentado el 6 de agosto ante la Cámara de Diputados.
Bajo la distractora apariencia de “modernización de la Dirección del Trabajo”, por una parte busca modificar la regulación de este órgano tornándole más ineficaz (viejo anhelo empresarial), y, por otra, agudiza barreras para sindicalizarse, negociar colectivamente y ejercer el derecho de huelga.
Acrecienta escollos propios de los servicios mínimos y equipos de emergencia ya incrustados por el proyecto Bachelet-Nueva mayoría (de 2014, convertido en ley 20.940 en 2016), suministrando a la contraparte patronal mayor arbitrio o poder para manejar tales períodos y circunstancias en favor de sus intereses. Hace mucho más difícil el camino para la parte trabajadora, agobiando con gestiones previas y aumentando costo y gastos de asesoría e implementación de su defensa y actividad. Barreras que plausiblemente buscan -en estos procesos claves en la lucha por la redistribución del ingreso- extenuar o hastiar a la parte trabajadora, buscando su desgaste.

Proyecto oficial que en su art. 1° introduce modificaciones al Código del Trabajo:

1. FUERO LABORAL PREVIO A CREACIÓN DE SINDICATO.
ELIMINA FUERO DE 10 DÍAS ANTERIORES A ASAMBLEA CONSTITUTIVA DE UN SINDICATO, Protección que, de aprobarse este Proyecto, sólo correrá desde que se formule la solicitud reservada de ministro de fe para tal asamblea. Con ello, ocasiona daño mayor al libre ejercicio de la sindicalización, ignorando la necesidad de realizar actividades previas para crearlo, exponiendo al despido a trabajadores ya antes de su creación (reemplaza art. 221 del Código Laboral).
Artículo 221.- La constitución de los sindicatos se efectuará en una asamblea que reúna los quórums a que se refieren los artículos 227 y 228 y deberá celebrarse ante un ministro de fe en los términos indicados en el inciso segundo del artículo 218.
En tal asamblea y en votación secreta se aprobarán los estatutos del sindicato y se procederá a elegir su directorio. De la asamblea se levantará acta, en la cual constarán las actuaciones indicadas en el inciso precedente, la nómina de los asistentes, y los nombres y apellidos de los miembros del directorio.
Los trabajadores que concurran a la constitución de un sindicato de empresa, de establecimiento de empresa o interempresa, gozarán de fuero laboral desde que se formule la solicitud reservada de ministro de fe para la asamblea constitutiva y hasta treinta días después de realizada ésta. La asamblea deberá verificarse dentro de los diez días siguientes a la solicitud reservada de ministro de fe.
Sin perjuicio de lo anterior, los trabajadores que constituyan un sindicato de trabajadores transitorios o eventuales, gozarán del fuero a que se refiere el inciso anterior hasta el día siguiente de la asamblea constitutiva, la que deberá verificarse dentro de los diez días siguientes a la solicitud reservada de ministro de fe, realizada ante la Inspección del Trabajo, y cumplir con los mismos requisitos y formalidades señaladas en los incisos anteriores. En este caso, se aplicará a su respecto lo dispuesto en el inciso final del artículo 243.
Si la asamblea constitutiva no se realiza en el plazo señalado, no se originará el fuero establecido en los incisos anteriores.
Se aplicará a lo establecido en los incisos tercero y cuarto, lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 238.
Las solicitudes reservadas de ministros de fe para asistir a las asambleas constitutivas de sindicatos, sólo se podrán realizar en el sitio electrónico de la Dirección del Trabajo, salvo que no exista inspector del trabajo en el lugar de prestación de servicios, caso en el cual dicha solicitud deberá realizarse ante el ministro de fe respectivo conforme a lo señalado en el inciso segundo del artículo 218. El ministro de fe respectivo deberá emitir y entregar a solicitud del empleador o los trabajadores, un certificado electrónico dando cuenta del día y la hora en que ingresó la solicitud reservada de ministro de fe. Sin perjuicio de la obligación establecida en el artículo 225, la Inspección del Trabajo deberá informar de oficio al empleador respecto del hecho de haberse realizado la asamblea constitutiva y la nómina del Directorio y quiénes dentro de él gozan de fuero.”.

2. IRÓNICAMENTE, LO QUE EL EMPRESARIADO NO REALIZA DEBIDAMENTE DURANTE SU ACTIVIDAD NORMAL, AHORA SE LE EXIGIRÁ SEA ATENDIDO POR LOS SERVICIOS MÍNIMOS SUMINISTRADOS POR LOS PROPIOS TRABAJADORES (reemplaza art. 359, inc. 1°, del Código del Trabajo).
Artículo 359.- Servicios mínimos y equipos de emergencia. Sin afectar el derecho a huelga en su esencia, durante ésta, la comisión negociadora sindical estará obligada a proveer el personal destinado a atender los servicios mínimos estrictamente necesarios para prevenir y atender accidentes y enfermedades profesionales, asegurar el cumplimiento de las obligaciones laborales, previsionales, tributarias y de pago de la empresa y proteger los bienes corporales, incorporales e instalaciones de la empresa; garantizar la prestación de servicios de utilidad pública, la atención de necesidades básicas de la población, tales como el abastecimiento de alimentos y medicinas, suministro de servicios básicos y el transporte necesario para atender urgencias e imprevistos que puedan afectar la vida, la seguridad o la salud de las personas, especialmente, de niños, niñas y adolescentes, personas con discapacidad, enfermos y adultos mayores; así como de las especies vivas, además de procurar prevenir y mitigar daños ambientales o sanitarios. En esta determinación se deberán considerar los requerimientos vinculados con el tamaño y características de la empresa, establecimiento o faena.”.

3. REDUCE EFICACIA DE LA HUELGA AL EXTENDER CONSIDERACIONES PARA DETERMINAR SERVICIOS MÍNIMOS Y EQUIPOS DE EMERGENCIA (reemplaza art. 359, inc. 2°, del Código del Trabajo).
En el caso de las empresas que por sus características o la paralización de sus actividades se causare un grave daño a la salud, al medio ambiente, al abastecimiento de bienes o servicios de la población, a la economía del país o a la seguridad nacional, y que no sean de aquellas calificadas como empresas en que no podrá ejercerse el derecho a huelga en los términos del artículo 362, la determinación de los servicios mínimos y equipos de emergencia deberá considerar tales circunstancias procurando garantizar el funcionamiento necesario que impida que tales bienes jurídicos cautelados se pongan en riesgo.”.

4. CONTRATACIÓN DE ROMPEHUELGAS.
DURANTE HUELGA, FACULTA A PATRONALES PARA CONTRATAR OTROS TRABAJADORES SI ESTIMA QUE NO SE EJECUTAN FUNCIONES PERTINENTES, O SE AUSENTAN EN TODO O PARTE DE OBLIGACIONES (remplaza art. 359, inc. 4°, del Código Laboral).
Si una vez hecha efectiva la huelga, los equipos de emergencia debidamente calificados no ejecutaren las funciones pertinentes o se ausentaren en todo o parte en sus obligaciones laborales, el empleador podrá tomar las medidas necesarias e inmediatas para atender los servicios mínimos previamente calificados, incluyendo la contratación de estos servicios, debiendo informar de ello a la Inspección del Trabajo, con objeto de que constate el incumplimiento o la ausencia. Las medidas adoptadas por el empleador no podrán involucrar a un número superior de trabajadores del equipo de emergencia que aquel calificado como tal por la resolución respectiva, salvo que la Inspección del Trabajo autorice fundadamente un número distinto.”.

5. ACRECIENTA PODER YA CONCEDIDO AL EMPRESARIADO MEDIANTE REFORMA BACHELET-NUEVA MAYORÍA (DERECHO DE SOLICITAR DISOLUCIÓN DE SINDICATO), EXIGIENDO EXISTENCIA Y VIGENCIA PARA ENTENDERSE QUE PATRONALES ESTÁN OBLIGADAS A PLANTEAR PROPUESTA DE CALIFICACIÓN SERVICIOS MÍNIMOS Y EQUIPOS DE EMERGENCIA.
Ahora, al momento de presentar su propuesta sobre calificación de servicios mínimos y equipos de emergencia para la empresa, dirigida a todos los sindicatos, este proyecto le permite a las patronales ejercer tal obligación siempre y cuando los sindicatos no sólo existan sino además estén “vigentes”, rasgo meramente formal (modifica art. 360, inc. 3°, del Código del Trabajo). Recordemos que debido a la reforma Bachelet-Nueva mayoría, hoy las patronales pueden solicitar a la Dirección del Trabajo que proceda a la disolución de una organización sindical (nuevo inc. 2° de art. 297 de dicho Código, incrustado por ley 20.940).

6. AUMENTA CARGAS PARA LA PARTE SINDICAL. OBLIGA A SINDICATOS A RESPONDER, ADEMÁS, “FUNDADAMENTE”, PLANTEO PATRONAL DE CALIFICACIÓN DE SERVICIOS MÍNIMOS Y EQUIPOS DE EMERGENCIA (modifica art. 360, inc. 5°, Código del Trabajo).

7. MANIPULA FUNCIÓN SINDICAL VULNERANDO AUTONOMÍA. INTERVIENE EN QUÓRUM BÁSICO TRATÁNDOSE DE ACUERDOS SOBRE SERVICIOS MÍNIMOS A OPERAR EXCLUSIVAMENTE EN DETERMINADO ESTABLECIMIENTO, PLANTA, OBRA FAENA O ÁREA DE EMPRESA. TAMBIÉN EN SERVICIOS MÍNIMOS Y EQUIPOS DE EMERGENCIA A OPERAR TRANSVERSALMENTE EN ELLA Y NO CORRESPONDAN ÚNICAMENTE A UN ESTABLECIMIENTO, PLANTA, OBRA, FAENA O ÁREA DE LA EMPRESA (añade nuevo art. 360-A, a Código Laboral).
Artículo 360-A: Del acuerdo de calificación. Tratándose de servicios mínimos que deban operar exclusivamente en un determinado establecimiento, planta, obra, faena o área de la empresa, el acuerdo deberá pactarse únicamente con los sindicatos que representen a dichos trabajadores, caso en el cual se entenderá que hay acuerdo cuando la propuesta del empleador ha sido aprobada por el o los sindicatos que, en su conjunto, representen a la mayoría absoluta de los trabajadores involucrados.
En caso que los servicios mínimos y equipos de emergencia sean transversales a la empresa y no correspondan únicamente a un determinado establecimiento, planta, obra, faena o área de la misma, será necesario que el acuerdo de calificación se pacte con el o los sindicatos que representen a la mayoría absoluta de los trabajadores sindicalizados.
De existir acuerdo, se levantará un acta que consigne los servicios mínimos y los equipos de emergencia concordados, la que deberá ser suscrita por el empleador y por todos los sindicatos que concurrieron a la calificación. Copia del acta deberá depositarse en la Inspección del Trabajo dentro de los cinco días siguientes a su suscripción.”.

8. INSTALA LOS DENOMINADOS “PANELES TÉCNICOS DE EXPERTOS”, OBLIGATORIOS PARA CALIFICAR SERVICIOS MÍNIMOS EN EMPRESAS DE 200 O MÁS TRABAJADORES CUANDO NO CONCURRE “ACUERDO”.
Para ello, añade extensa normativa (nuevos artículos 360 B a 360 H), que abarcan instalación de estos paneles, nómina nacional de sus integrantes, constitución, remuneración, facultades y resolución. Asimismo, abordan la calificación efectuada por la Dirección del Trabajo, y la recalificación de tales servicios. El titular de dicha Dirección les designará, para cada caso, de la referida nómina.
Paneles con vínculo ideológico patronal, formados académicamente en función de aplicar una determinada política económica (la propia de los intereses del sector propietario patronal), y bajo la concepción de que el trabajo “es una mera mercancía”, sin considerar la normativa y principios del Derecho del Trabajo sino sólo los intereses y lucro empresarial; téngase presente la larga y dramática experiencia de la parte trabajadora respecto de la conducta de los árbitros tratándose de empresas a cuyos trabajadores no se les reconoce derecho a huelga.
Formados en la ideología patronal, expertos en desalentar movimientos mediante argucias y fraseología tecnocrática dirigida a justificar intereses patronales y desmotivar a la parte trabajadora.
Preparados para obstaculizar ejercicio de derechos, por una parte instalando más barreras y gestiones dilatorias, y, por otra, recubriendo de apariencia tecnocrática (osea, manejable por las patronales) a temas y decisiones cuya verdadera índole es económicosocial, de derechos esenciales y subsistencia, ocultando la raíz laboral, económica y jurídica del drama que afecta a quienes generan riqueza para el empresariado.

9. SOBRE CONFORMACIÓN DE EQUIPOS DE EMERGENCIA.
a) Reduce más aun los mecanismos de comisión sindical negociadora, ahora eliminando su poder para discrepar respecto del número de trabajadores de tales equipos, limitando la posibilidad de discrepancia sólo a su identidad.

b) En evento de negativa expresa de la comisión negociadora sindical o discrepancia ahora sólo en la identidad de los trabajadores del sindicato respectivo que deban conformar equipos de emergencia, traspasa a sindicatos tarea de proponer a empresa nómina de asociados que sustituyan a impugnados, excluyendo de tal función en primera instancia a Inspección del Trabajo; con ello, dilata o alarga más aún el proceso (modifica art. 361, inc. 3°, del Código del Trabajo).
Su efecto será agotar a la parte trabajadora en gestiones, tiempo y costos. Política de sofocación, que obligará a potenciar vías de hecho y otros medios que impliquen legítima defensa de derechos.

10. CALIFICACIÓN RESPECTO DE ACTORES DE NEXO LABORAL.
En la eventual tarea de calificación judicial respecto de a quienes debe considerarse empleador, trabajador y otros roles y calidades básicas, convierte en optativo y no en obligación del juez el solicitar informe a Dirección del Trabajo y otros órganos estatales (sustituye art. 3, inc. 7°, del mencionado Código).

11. MENCIONES A ESTIPULACIONES DE CONTRATO INDIVIDUAL.
Añade menciones a estipulaciones de contrato individual de trabajo (agrega a art. 10, número 2, del Código citado, “su domicilio y dirección electrónica, si la tuviere”).

12. MODO DE PAGO DE REMUNERACIONES.
Incorpora método de pago mediante o transferencia electrónica a la cuenta bancaria del trabajador”, a solicitud del trabajador (agrega mención en art. 54, inc. 2°, del Código señalado).

13. ESTABLECE REGISTRO EN SITIO ELECTRÓNICO DE DIRECCIÓN DEL TRABAJO DE NUEVOS CONTRATOS DE TRABAJO Y SU TÉRMINO (añade nuevo art. 178 bis, al Código del Trabajo).

14. RESTRINGE SÓLO A INSPECTORES DEL TRABAJO EL ROL DE MINISTRO DE FE EN CONSTITUCIÓN DEL SINDICATO, RENOVACIÓN DE DIRECTORIO Y ELECCIÓN DE DELEGADO SINDICAL (reemplaza art., 218, inc. 2°, del Código Laboral).

15. SOBRE DIRECCIÓN DEL TRABAJO. DESVIRTÚA SU POTESTAD INTERPRETATIVA Y FISCALIZADORA.
En el mismo proyecto que señala beneficiar a sus funcionarios, introducen alteraciones que desvirtúan su poder fiscalizador real, y de interpretación conforme al Derecho del Trabajo, esto es, como normativa en procura de nivelar situaciones reales desiguales (“asimétricas” le llaman algunos, buscando no molestar al sector patronal, revelador de cómo han abandonado principios y fines), para, en cambio, reducir su poder ejecutivo real para obligar a la contraparte empresarial a cumplir la ley.
Es que “el Derecho social no conoce simplemente personas; conoce patronos y trabajadores, obreros y empleados”. Detrás del concepto abstracto de la igualdad de las personas, en el Derecho del Trabajo se dibujan las figuras concretas del patrón y del trabajador. De allí, siendo que el Derecho del Trabajo es un Derecho con vocación de igualación”, no está para acentuar diferencias o desajustes económicosociales. Desmantela el rol del órgano que debe ser intérprete del Derecho del Trabajo (y no de la política económica del Gobierno) y fiscalizador de la actividad empresarial.
En ello, instalan un denominado “Consejo Consultivo de la Dirección del Trabajo” (cuyos miembros en el fondo serán designados por el poder político-empresarial y su vertiente académica) para ejercer su tarea interpretativa y funcionaria (comprendiendo “dictámenes, circulares y pronunciamientos”), sometiendo la ley laboral al interés y orientación patronal y a la política económica a ellos favorable (Proyecto Piñera 2019, art. 16).

16. OTRAS MODIFICACIONES AL CÓDIGO DEL TRABAJO.
Reemplaza en el art. 152 bis L, el guarismo "478", por "506"; en el inc. 2° del art. 183-A, el guarismo “478” por el “506”; en el inc. 2° del art. 292 la palabra “quinto” por la palabra “sexto”. Y elimina, en art. 360, sus incs. 7° y ss.




REFORMA LABORAL 2016. OBLIGACIÓN DE SUS CAUSANTES PARA DESMONTAR EL DAÑO.


El límite racional de la jornada laboral de trabajo, diaria y semanal, integra un tema mayor, envolviendo también los derechos de sindicalización, negociación colectiva y huelga, muy dañados con la reforma Bachelet-”Nueva mayoría” (Mensaje presidencial 1055-362, 29 diciembre 2014, luego convertido en ley 20.940, en 2016).

Hoy, con el impulso y convocatoria generada a raíz de la reducción de Jornada, deberían asumir la tarea de desmontar lo que ellos mismos engendraron hace sólo tres años, y que cada día lesiona o dificulta ejercer derechos esenciales.
 
Por ejemplo: 
 
-"PACTOS" DE ADAPTABILIDAD. Ya en 2014 impulsaban su aprobación, logrando que varios fuesen ley: sindicato como acomodador de gestión empresarial mediante tales pactos, y posibilidad de jornada semanal comprimida en 4 días con hasta 12 horas diarias de labor efectiva (quedando plasmados en los actuales arts. 374 y 375 del Código del Trabajo).  
En el aludido Proyecto, de 2014, también buscaron: a) Para jornada semanal, distribución excepcional en zona urbana de hasta hasta 7 días continuos; b) Para faenas ubicadas fuera de centros urbanos: jornada de trabajo de hasta 20 y 12 días continuos; c) Horas extraordinarias y bancos de trabajo, convirtiendo lo abusivo en "normal", y d) Generar período laboral adicional de 1 hora diaria, tiempo de preparación para trabajar y jornada pasiva (lo mismo que ahora pretende el actual gobierno mediante su Proyecto de reforma, presentado en mayo pasado).

-QUÓRUM SINDICATO EMPRESA. Aumentaron quórum para su creación, dificultándola (art. 227 del Código Laboral).

-
DELEGADOS SINDICATO INTEREMPRESA. Redujeron delegados con fuero en sindicatos interempresa y de trabajadores eventuales y transitorios, tales como construcción, portuario-eventual, bencineros y otros (en proyecto y en texto definitivo, art. 229 del Código del Trabajo).

-
PRIVILEGIO A CIERTAS EMPRESAS. Entregaron enorme privilegio a los patrones de las llamadas micro y pequeñas empresas (sea que se presenten bajo el nombre de sociedades, corporaciones, fundaciones, etc.), que en el ámbito laboral se califican no por sus ingresos sino por el número de trabajadores contratados (micro empresa: 1 a 9 trabajadores; pequeña empresa: de 10 a 49 trabajadores, según art. 505 bis del Código Laboral), dato engañoso, ya que con ello se privilegia a grandes patronales que aparecen diversificadas en múltiples empresas pequeñas. Beneficios concretados, por ejemplo, en el plazo para que operen rompehuelgas (mediante la reincorporación), y en la reducida información que están obligadas a suministrar al sindicato.

-
SERVICIOS MÍNIMOS” Y “EQUIPOS DE EMERGENCIA”. Cargaron al sindicato suministrar “servicios mínimos” y “equipos de emergencia” para la Huelga según nómina de patronal, con plazo de 48 horas a sindicato para cuestionar dicha nómina (proyecto original, arts. 361 y ss.; texto definitivo, arts. 359 y ss. del Código del Trabajo).

-
HUELGA Y VOTACIONES SUCESIVAS. Obligaron a sindicato ya en Huelga a votar sucesivamente las ofertas patronales bajo condiciones favorables para la empresa (art. 356 del Código del Trabajo). 

-
HUELGA Y REEMPLAZO. Permitieron encubiertamente el reemplazo durante la Huelga, mediante “adecuaciones necesarias” ejecutadas por la patronal (art. 403, inc. 2°, del Código del Trabajo).

-
HUELGA Y DESERCIONES. Facilitaron romper la Huelga mediante reincorporaciones individuales al día 6° o al día 16° desde su inicio (art. 357 del Código del Trabajo).

-
HUELGA CONTRATISTAS Y SUBCONTRATISTAS. En Huelga de contratistas y subcontratistas, la empresa principal puede contratar operarios para continuar tareas normalmente (art. 306, inc. final, del Código del Trabajo).

-
COMISIÓN NEGOCIADORA. Intervinieron composición de comisión negociadora de trabajadores.

-
TEMAS QUE TAMBIÉN ATAÑEN AL PROFESORADO, ya que, según el Estatuto Docente (art. 78), las relaciones laborales entre empleadores educacionales particulares (fundaciones, corporaciones, sociedades, entre otros formatos legales) y los maestros (profesionales de la educación) que allí laboran, incluidos los establecimientos educacionales particulares subvencionados, se someten a la regulación laboral privada (Código del Trabajo) en lo no contenido en el Título IV del citado Estatuto.



JORNADA LABORAL. DESFIGURACIÓN MEDIANTE PROYECTOS DE AÑOS 2014 Y 2019.


En Chile, proyectos oficiales planteados en 2014 y 2019, dirigidos a modificar la legalidad laboral de resguardo a la racional jornada de trabajo, envuelven privar de fuerza real a garantías de descanso diario, dominical y semanal. 
Retrotrayendo a otras épocas, asientan como habitual lo que sólo debe permitirse extraordinariamente, constatándose propósitos favorables al lucro empresarial y utilización de técnicas similares: desvirtúan efectividad de garantías mediante excepciones legiferantes e injertando posibilidad de pactos pese a no existir igualdad de hecho que sustente su eventual equidad; aumentan -directa o indirectamente- facultad del órgano administrativo intérprete y fiscalizador (Dirección del Trabajo) para permitir regímenes excepcionales de jornada aun más irracionales que los hoy verificados; transforman al sindicato en acomodador de la gestión empresarial, traspasándole decisiones para lucro ajeno e incrustándole conflictos internos mayores. 
En definitiva, acentúan desajustes lógicos y valorativos en el ordenamiento y en el sistema jurídico, vulnerando el debido amparo de bienes esenciales -tales como vida y salud- cuya índole y jerarquía trascienden el ámbito laboral.

OBLIGACIONES LABORALES EN CIRCUNSTANCIAS DE GRAVE ALTERACIÓN CLIMÁTICA.

Situación en regiones del extremo norte de Chile.
Dictamen 569/6, de 11 de febrero de 2019, de la Dirección del Trabajo.

1. EFECTOS PARA PATRONALES. EFECTOS PARA TRABAJADORES/AS.
...Resulta del todo claro y evidente que respecto de los hechos que son de notorio y público conocimiento, se configurarían en general los requisitos para estar en presencia de fuerza mayor o caso fortuito, lo que permitiría sostener -de acuerdo a la doctrina vigente de este Servicio- que, ante esta situación y respecto de las zonas afectadas, se suspenden las principales obligaciones que emanan del contrato de trabajo, por encontrarse impedidas las partes de cumplirlas”.
Es decir, a) Para el empleador, se suspende la obligación de proporcionar el trabajo convenido y pagar la remuneración acordada; y
b) Para el trabajador, se suspende la obligación de prestar los servicios para los que fue contratado.
 
2. JORNADA PASIVA DEBE SER PAGADA A TRABAJADORES.
Sin embargo, si las lluvias, inundaciones, ausencia de transporte, cortes de caminos y otros efectos provocados a causa de condiciones meteorológicas adversas, han tenido lugar estando los trabajadores en su lugar de trabajo, éstos se encontrarían a disposición de su empleador sin realizar labor por estas causas que no les son imputables. Es decir, se presenta la figura denominada en doctrina como "jornada pasiva de trabajo" (Código del trabajo, artículo 21, inciso 2°), la que corresponde ser remunerada por el empleador.
 
3. FACULTAD DE ORDENAR SUSPENSIÓN INMEDIATA DE FAENAS.
"En el ejercicio de sus funciones fiscalizadoras, los Inspectores del Trabajo podrán ordenar la suspensión inmediata de las labores que a su juicio constituyan peligro inminente para la salud o vida de los trabajadores y cuando constaten la ejecución de trabajos con infracción a la legislación laboral.
"En el caso del inciso anterior, los trabajadores seguirán percibiendo sus remuneraciones, o el promedio diario de los últimos seis meses si trabajaren a trato, a comisión o a sueldo y comisión, considerándose como efectivamente trabajado el período de suspensión para todos los efectos legales." (DFL 2, del Ministerio del Trabajo, año 1967, orgánico de la Dirección del Trabajo, artículo 28, inciso 1°).
 
4. OBLIGACIÓN DE PROTEGER EFICAZMENTE VIDA Y SALUD DE TRABAJADORES.
Las patronales están obligadas a disponer todas y cada una de las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores.
"El empleador estará obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores, informando de los posibles riesgos y manteniendo las condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas, como también los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales." (Código del trabajo, artículo 184, inciso 1°).

ACCESO PATRONAL A CORREO ELECTRÓNICO DE TRABAJADORES/AS, MEDIANTE EMPRESA.


Violación patronal de mensajería electrónica de trabajadores
Corte Suprema. Favorecimiento a empresa de encuestas e indagación informática
Técnica interpretativa “Alexy” al servicio empresarial

Desgraciadamente, deberá quedar claro a trabajadores y dirigentes sindicales que en Chile no hay garantía real de privacidad respecto de su mensajería electrónica mediante la empresa. Que a su derecho constitucional a la inviolabilidad de toda forma de comunicación privada se le considera relativo, sometido, inferior, subordinado cuando se enfrenta a especiales intereses empresariales.  
 
Y que, cuando sea necesario, se recurrirá a vías y argumentos cuestionables para justificar tal proceder.
Sobre nexos entre intereses patronales y uso de determinados métodos de interpretación judicial, reveladora es la sentencia que el 23 de enero dictó la Corte Suprema (cuarta sala), validando otro fallo, de la Corte de Apelaciones de Santiago, el que, a su vez, anuló una fundada sentencia del 1° Juzgado de Letras del Trabajo de la capital, el cual tuteló derechos fundamentales de una trabajadora (RIT T-989-2016, RUC 16-4-0051083-4).
Sentencia de tres ministros y dos abogados integrantes (de ejercicio privado) que, en resumen, valida la conducta de la empresa CADEM (“Consultores Asociados de Marketing Cadem S.A.”), para intervenir, abrir, registrar el correo o mensajería electrónica de una dependiente. 
 
Empresa privada cuyo rubro es la tarea de encuesta e indagación informática, y que en 2018 obtuvo del Gobierno 956 millones de pesos.
Para ello, los sentenciadores aun sin nombrarle utilizan un curioso proceder elevado a método de interpretación jurídica (la técnica “Alexy”), echando mano de un arsenal de fórmulas verbales (“justificada”, “idónea”, “razonable”, “proporcionada…”). 
 
No obstante, lo que en verdad se hace es fabricar una explicación privilegiando o priorizando el derecho de propiedad patronal por sobre el derecho a la inviolabilidad de toda forma de comunicación privada, en este caso de los trabajadores. Operaron un cuestionable proceder interpretativo, adecuado para quebrantar la jerarquía constitucional e importancia de tal derecho en favor del derecho de propiedad patronal; o, mejor dicho, en favor de intereses patronales.

Recordemos que se asigna al llamado método de proporcionalidad o ponderación (proceder promovido por Robert Alexy allá por los años 80 del siglo XX), el constituir una técnica para resolver conflictos al momento de sentenciar. Sin embargo, al soslayar la subsunción, y al relativizar o condicionar principios laborales, subordinándoles en favor de meros “criterios” como son los datos propios de la técnica Alexy (“idoneidad”, “proporcionalidad”, “necesidad”), o lisa y llanamente desconocerles, en la práctica subordinan el Derecho del Trabajo a la imperante política económica; es decir, a los intereses de la contraparte contractual más poderosa, la patronal.

Ha servido para reducir la entidad e importancia de derechos individuales y sociales cuando chocan con el interés empresarial, transformando en meramente relativo, condicionado o subordinado lo que -en verdad- no lo es, lo que en rigor es principal o esencial, como lo son los derechos constitucionales.
Y que, para efectos prácticos, no tiene mayor importancia la sutileza de diferenciar entre interceptar (en el instante) y abrir (posteriormente), correos electrónicos de trabajadores por parte de agentes patronales; o que las empresas quebranten su propia normativa (reglamento interno).

Pero no es opción exclusiva de jueces supremos (y abogados particulares elevados a esa categoría). Hace tiempo que la Dirección del Trabajo echó mano de dicha técnica, especialmente para exaltar, privilegiar o favorecer el derecho de propiedad empresarial y las facultades (meramente legales) de dirigir y organizar la empresa, en desmedro de otros derechos de rango constitucional -cuyos titulares son trabajadores-, relativizándolos y subordinándolos.